La erótica del lujo y las joyas

Hay muchas clases de poder, usado y sin usar, reconocida o no. Lo erótico es un recurso dentro de cada uno de nosotros que está en un plano profundamente femenino y espiritual, firmemente enraizado en nuestras manos para sentir, no expresados ​​o no reconocidos. Para perpetuarse, toda opresión debe corromper o distorsionar la cultura de los oprimidos, las diversas fuentes de energía que pueden proporcionar energía para el cambio. Para las mujeres, esto ha significado la supresión de lo erótico como fuente de poder y la información en nuestras vidas.
La etimología de la palabra erotismo, viene de Eros, el dios griego del amor. Indica las diferentes formas de manifestación del deseo erótico atraído hacia alguien o algo y el tipo de relación que se establece entre las personas que están involucradas.
Según Platón, cuando sentimos la falta de lo que deseamos, el objeto erótico nos atrae hacia él con la fuerza de un imán. En la teoría de Freud, sin embargo, el deseo erótico se concibe como la líbido, o como un impulso fundamental que mueve al ser humano a la búsqueda del placer. El objeto erótico, por lo tanto, en este caso se eróticamente invertido como una fuente potencial de satisfacción de la unidad. Por tanto, puede tratar de atracción erótica, espiritual y físico en conjunto, para una persona de lo contrario el sexo o la propia, sino también por su representación.
El erotismo también puede encontrar expresión en formas y actividades que no están directamente vinculados a su realización concreta, oa través de la imaginación o la fantasía. En estos casos, puede tomar la forma de verdaderos productos intelectuales o artísticas, como la fotografía , la literatura , el cine , la pintura , la publicidad, el lujo o el glamour.
Debe distinguirse de lo erótico pornografía: el erotismo es de hecho importante y relevante la presencia de una experiencia emocional, donde la pornografía se caracteriza por una fuerte separación entre sexualidad , expuesta en su crudeza, y el sentimiento del amor , que es principalmente excluidos.
Existe sin embargo, en la cultura occidental del siglo XX, una relación directa entre el erotismo, entendido como la máxima expresión de la atracción y el deseo, y el lujo y el poder.
En la actualidad es una cuestión de mercado, si las mujeres prefieren a los hombres ricos y poderosos. Existen numerosos estudios sociológicos sobre el tema, en un de ellos, el equipo de psicólogos ha documentado una evolución en las “Biology Letters” de diario, demostrando que una muestra del desarrollo socio-económico de la población de los EE.UU. el estado tuvo un efecto positivo sobre las posibilidades de que los hombres a contraer matrimonio. Al parecer, la conclusión es que la posibilidad de los hombres de encontrar una relación con una mujer, es directamente proporcional al tamaño de su situación socio-económica.
Entonces, ¿es el amor realmente ciego? Yo diría que no, pero hay quienes prefieren creer en el romanticismo y trabajar duro en todos los sentidos.
Muchas mujeres buscan el lujo, un estilo de vida que consiste en el gasto de manera prácticamente innecesaria y extravagante, con el fin de rodearse de un suntuoso refinamiento o pura ostentación, a diferencia de otros factores que estricta necesidad. Por extensión, el lujo también significa que todos los elementos y prácticas para lograr este nivel de vida, por esto les atraen los hombres con poder.
En el mundo de los personajes de la prensa rosa, encontramos numerosos ejemplos de famosos que se han sorprendido a sus parejas con lujosos regalos. Así Kate Perry, recibió en San Valentín un fastuoso e impresionante Bentley Brooklands color lila, valorado en 480.000 dólares de su exnovio, Russell Brand. Pero este no es único ejemplo de parejas que desatan su pasión, y su cartera, en el día del amor, la cantante Beyonce, fue obsequiada con un lujoso teléfono móvil … de platino!!!
George Clooney, celebró el día de San Valentín por todo lo alto, y por supuesto sin reparar en gastos. Sorprendió a su afortunada novia con una romántica cena en San Moritz, viaje hasta Suiza en jet privado incluido.
Tom Cruise sorprendió a Katie Holmes, con una exclusiva y romántica cena en unos de los mejores restaurantes y una lujosa joya que la deslumbró.
El matrimonio Bechkam, una de las parejas más modernas y estables en el mundo del corazón, también destaca por su romanticismo. El futbolista obsequió a su mujer, Victoria, con un fantastico bolso de plata y diamantes valorado en más de 122.000 dólares.
Las joyas son sin duda el regalo preferido para nuestras parejas. Mark Anthony, atento al gusto de su mujer, la cantante Jennifer López, por los zapatos, le regaló unas exclusivas sandalias fabricads en oro de dieciocho quilates.
Otro ejemplo es la modelo Heidi Klum. Hace dos años, pasó el día de San Valentín trabajando en la semana de la moda de Nueva York, entonces fue la envidia de todas cuando su marido, el cantante Seal, la compensó preparando un fin de semana íntimo, para los dos, en uno de los hoteles más caros de la ciudad.